Gana proyecto

Prof. Davor Cotoras obtiene proyecto de innovación pedagógica del MINEDUC

El Prof. Davor Cotoras, académico del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, fue el único académico de la Universidad de Chile en adjudicarse un proyecto del concurso Movilidad Nacional RED2099-2 del MINEDUC que ejecutan las Universidades del Estado.

Este se titula "Desarrollo de recursos lúdicos para enriquecer y mejorar los procesos de enseñanza – aprendizaje de la asignatura de Bioprocesos Industriales en modalidad virtual", cuya postulación fue presentada por el Profesor Davor Cotoras y apoyada por la las profesionales de la UGAD, Christiansen Godoy y Jocelyn Reinoso, jefa de la unidad.

La propuesta implica desarrollar una secuencia didáctica de las temáticas principales del curso Bioprocesos Industriales, que permita transversalizar el desarrollo de un proyecto de I+D+i a lo largo del semestre en articulación con Talleres de Simulación computacional de Experimentos Acelerados y el desarrollo de actividades de Gamificación (Sala de Escape) integrativas, para resolver los problemas que tiene la docencia actual del curso, para acercar a las(os) estudiantes a los problemas reales de la industria de bioprocesos, realizar experimentos con biorreactores e intervenir en los procesos de una planta de bioprocesos en forma grupal.

Su objetivo general es mejorar los procesos de enseñanza–aprendizaje de las competencias complejas de la asignatura de Bioprocesos Industriales a partir del desarrollo de recursos lúdicos basados en simulaciones computacionales y juegos de salas de escape en modalidad virtual y colaborativa.

De acuerdo a lo que señaló el profesor Davor Cotoras, “es un gran logro para la Facultad”. Fueron adjudicados 10 proyectos de universidades estatales, siendo este el único de la Universidad de Chile en quedar seleccionado.

“Este es un curso nuevo, de la malla nueva, que se llama Bioprocesos Industriales”, destacó el profesor Davor Cotoras. “Nos preocupaba que la Facultad no tiene plantas de bioproceso industrial donde los alumnos puedan ejercitar, entonces empezamos a buscar diferentes alternativas pedagógicas que pudieran permitir lograr esas competencias”.

Destacó que “un factor estimulante es que ya habíamos hecho algunas experiencias en el curso. Cuando  se publicó este concurso, vimos la oportunidad de realizar una innovación docente en forma mucho más profesional y además de disponer de algunos programas de diseño de plantas que se requerían”. Agregó que “en ese momento estaba la profesora Soledad Bollo de directora, ella nos puso en contacto con la UGAD y junto con esta unidad escribimos el proyecto con la que trabajamos en forma muy cercana. Fuimos interactuando con Christiansen Godoy y con Jocelyn Reinoso (Jefa de la UGAD) de forma muy intensa y con poco tiempo para presentar este proyecto y en base a eso surgió el proyecto tal como es, siempre en sintonía con los requisitos que tiene el plan de estudio y las enseñanzas por competencias de la Facultad”, comentó nuestro académico.

Asimismo, señaló la importancia de “sincronizarlo también con lo que es el proyecto FIDA porque la idea que hay detrás, según indica la convocatoria, el Consorcio de las universidades estatales tiene planes de cooperar entre sí mediante docencias innovadoras y a través de movilidad estudiantil. De tal manera que un estudiante de una universidad pueda asistir a clases de otra universidad que le interesa, en este contexto es este proyecto”, especificó el profesor Cotoras.

Esto significará que este curso se va a ofrecer en el futuro para movilidad, lo podrán cursar otros estudiantes de las Universidades pertenecientes a este Consorcio.

En qué consiste el curso

El profesor Davor Cotoras, haciendo referencia a lo que es el curso propiamente tal, explicó que está basado “en herramientas lúdicas, en la fórmula de los juegos Escape, de aventura mental”. Aclara que, a modo de ejemplo, pretendemos desarrollar “un juego de diseño de una planta biotecnológica para la producción de vacunas contra SARS-CoV-2. Un video coloca al jugador en una situación de ciencia ficción. En un futuro cercano surge una nueva pandemia. Entonces, un grupo de científicas y científicos tiene que ingresar a una planta abandonada e ir descubriendo los mecanismos esenciales de funcionamiento del bioproceso en cada una de las salas del juego. En esto aplican las competencias fundamentales del curso. Debe hacerlo rápidamente porque un supuesto grupo anti-vacunas ya ha amenazado  con destruirla. Tienen que ir tomando datos, para salir con menor tiempo con la información. Hay en paralelo diferentes grupos y unos salen más rápidos que los otros”, comenta entusiasmado.

Indicó que en el curso ya se ha probado un prototipo de juego de escape, “pero ahora con el software de diseño de plantas, que vamos a comprar con el proyecto, vamos a tener mayor flexibilidad para crear las diferentes escenarios lúdicos con nuevos bioprocesos en los cuales las y los estudiantes puedan ejercitar sus competencias”.

En este proyecto colaborarán los estudiantes de Bioquímica, Felipa Valenzuela y Diego Salas, quienes ya fueron ayudantes en el curso el año pasado.

El profesor Cotoras señaló además que la pandemia SARS-CoV-2 obligó a transformar su curso con el mayor uso de TICS e investigar prácticas docentes similares a nivel mundial.

El monto del proyecto es de $4.400.000 por un año.

Últimas noticias

Más noticias

Compartir:
https://uchile.cl/q189004
Copiar